En su calidad de órgano consejero, consultor y asesor, su función primaria esta orientada a brindar de manera proactiva todo el apoyo, acompañamiento y direccionamiento gerencial a la administración, en todo lo relacionado con las políticas y directrices que se definan en los planes y estrategias aprobadas por parte de la asamblea.

El concejo de administración y sus miembros deben tener como política y filosofía, promover las buenas practicas administrativas, transmitiendo transparencia y apertura libre y abierta a toda la información de la propiedad y velar porque el ejercicio como integrante de este órgano se realice por la totalidad de los propietarios de la comunidad.

Ademas debe procurar estar actualizado y tener conocimiento de toda la literatura legal, normativa, reglamentaria y procedimental de la propiedad y del regimen como tal.

Los miembros del consejo deben actuar con total transparencia, disponibilidad y compromiso, de tal forma que se conviertan en un ejemplo y modelo de actuación profesional para todos los que ingresen en su reemplazo cada año.

Algunas de sus funciones y responsabilidades especificas son las siguientes:

  1. Actuar de manera proactiva en el alcance de los objetivos principales de la propiedad, orientados hacia la función social (convivencia y felicidad) y ecológica.
  2. Exigir, considerar y aprobar las cuentas contables y estados financieros que mensualmente debe presentar la administración.
  3. Actuar como veedor, informando cuando lo crea conveniente a la asamblea de copropietarios, sobre todo lo relacionado con las cuentas e informes que presenta el administrador, especialmente acerca del presupuesto de gastos e ingresos ejecutado y proyectado.
  4. Convocar la asamblea de propietarios a reunión ordinaria o extraordinaria en los casos previstos en el reglamento de propiedad horizontal o cuando lo estime conveniente.
  5. Reglamentar los deberes del mismo consejo de administración, los del presidente y demás miembros.
  6. Decretar la sanción de cualquier copropietario que deje de cumplir con los deberes que le impone el reglamento de propiedad horizontal.
  7. Cuando la asamblea delegue esta función, nombrar al administrador, definir y reglamentar sus funciones y nivel salarial y crear los cargos que hayan sido autorizados por la asamblea, o en los casos previstos en la ley y el reglamento de propiedad horizontal.
  8. Efectuar la vigilancia, seguimiento y control a la administración de la copropiedad y dictar las directrices para la elaboración de manuales internos necesarios para que se mantenga el orden, la armonía, la organización y el control entre los copropietarios y la correcta dirección y administración de la copropiedad.
  9. Dirimir los conflictos que llegaren a surgir entre los copropietarios cuando ha resultado infructuosa la intervención del administrador, o el comité de convivencia, o los conflictos entre este órgano y el administrador.
  10. Velar que se cumplan los objetivos de la persona jurídica y respetar y cumplir los mandatos de la asamblea y no modificarlos o incumplirlos.

¿Ya cuenta con las herramientas necesarias para mejorar su administración?

Modernice la administración de su copropiedad, ahorre tiempo y dinero haciendo uso de nuestra plataforma de administración de propiedad horizontal.

Propiedata.com facilita el trabajo del administrador, automatizando las tareas repetitivas, centralizando la información y creando canales de comunicación efectivos.

La aplicación conecta a los propietarios, residentes y administradores en todo momento, facilitando la gestión de los recursos, aumentando la transparencia en la administración y mejorando la convivencia.

Decídase a mejorar su conjunto ahora mismo y le damos el primer mes de servicio ¡GRATIS!

No pierda un minuto más. Regístrese hoy mismo.

Cree su Cuenta