Si bien, una copropiedad es ese lugar que muchos llaman hogar, donde se comparte de la convivencia diaria con la familia o donde se realizan reuniones que están compuestas por las personas que denominamos como seres queridos.

El concepto de vivienda ha cambiado en los últimos años, ahora las familias y personas buscan copropiedades que cuenten con espacios comunes, como; salón de juegos, gimnasio, piscina, cancha de squash, entre otros. Esto, con el fin de propiciar actividades que fomenten el tiempo en familia, la vida social y el ejercicio.

Es evidente que el concepto de una convivencia en comunidad ha cambiado en los últimos meses, ahora los administradores de propiedad horizontal deben evitar al máximo las aglomeraciones, los espacios sociales y el contacto entre individuos, con el fin de cuidar a todos los que componen una copropiedad.

El gran reto que enfrentan los líderes de las PH’s es encontrar nuevos mecanismos para que tanto los residentes como los colaboradores de su organización puedan sentirse seguros y al tanto de todos los acontecimientos que están ocurriendo.

¿Cómo lograrlo? Cada copropiedad tiene diferentes necesidades, esto varía dependiendo el número de unidades, las zonas sociales del edificio o conjunto, del tipo de clima y de otros factores. Es ahí donde la labor del administrador juega un papel fundamental, ya que es él, quien conoce las necesidades de su comunidad.

Por eso, quiero compartirte algunas de las ideas que me han parecido muy creativas por parte de los administradores para mantener la felicidad y la armonía de sus copropiedades:

1.Mensajes de aliento: Enviar mensajes alegres, contando los avances y los buenos acontecimientos que han ocurrido en la copropiedad hace que los residentes y colaboradores se sientan seguros e involucrados. Utilizar imágenes o un video donde el administrador hable y mencione los puntos positivos que se han obtenido, genera confianza en la comunidad.

2. Torneos virtuales: Realizar campeonatos de juegos virtuales, con algún premio para los que ganen, genera un espacio donde los residentes pueden compartir, relajarse y sentir que la copropiedad aún ofrece espacios para la vida en comunidad y la vida social. Juegos como; parques, ajedrez, videojuegos, FIFA, son algunos ejemplos de estos campeonatos.

3. Catálogo de los productos y servicios de los residentes: Promocionar los productos o servicios de los residentes por medio de un catálogo digital que puede ser enviado a los correos de todos los residentes ayuda a impulsar los nuevos emprendimientos o empresas de la comunidad.

4. Espacio para ideas y nuevas soluciones: Abrir un espacio entre el administrador y los residentes, donde se promuevan nuevas ideas y alternativas para mantener el cuidado, la prevención y la vida en comunidad ayuda a conocer nuevos mecanismos.

Nos encontramos frente a un cambio inminente, lo que está sucediendo posiblemente sea la nueva realidad de las copropiedades de aquí en adelante. Es por esto, que es importante crear nuevos espacios para mantener la convivencia, la vida social y la felicidad y armonía de todas las personas que conforman un conjunto residencial o edificio; para lograrlo es necesario contar con la tecnología, la virtualidad y la conectividad.

¿Qué otras formas consideras importantes para mantener la convivencia en comunidad? Déjame saber respondiendo en los comentarios.