Los avances tecnológicos en proporción a la inversión  en ciencia y tecnología realizada por grandes empresas, y algunos gobiernos, han llevado a que con el paso de los años estemos acostumbrados a la presentación de nuevas tecnologías o la actualización y mejora de versiones anteriores en comunicaciones, herramientas digitales (paquetes informáticos), aplicaciones, sensores diversos presentes en diferentes áreas de aplicación y mandos remotos entre muchos otros…donde se incluyen medios informáticos de seguridad perimetral e incluso aquellos relacionados con el mantenimiento industrial y sus diferentes usos.

No es categórico, mucho menos adecuado afirmar o inferir que la tecnología o los avances digitales no se esperaban y que “llegaron para quedarse”, más cuando en el mundo de la tecnología estamos a la espera de las próximas generaciones e innovaciones, incluyendo nuevas tecnologías; ejemplos claros cuando estamos a la expectativa del nuevo celular o smartphone, del nuevo procesador o del televisor con lo último en avances. Las empresas líderes en tecnología también son reconocidas por la innovación en procesos y se traslada al ámbito empresarial; pero, no es la propiedad horizontal una excepción, en especial cuando las innovaciones tecnológicas y sus aplicaciones están en la búsqueda constante de nuevos mercados y de posicionarse sumando mayor crecimiento en todo sentido para las organizaciones.

En los países de la región incluyendo Colombia se vienen desarrollando programas y campañas tanto públicas como privadas fomentando el uso masivo de las tecnologías y de las nuevas herramientas, donde también se incluye la promoción a mayor escala en aquellos lugares donde ya se conocen o se vienen utilizando las diferentes herramientas e innovaciones. Brindando mayor claridad, el uso de la telefonía celular y de las herramientas ofimáticas han facilitado la creación, modificación, organización y  manejo de archivos y documentos, vistos como información y datos. De lo anterior, encontramos presente en la administración y gerencia de conjuntos residenciales, centros comerciales y otros relacionados con la propiedad horizontal, sus proveedores y contratistas; variedad de usos y un gran tamaño en la oferta que viene de años atrás…

Aspectos adicionales relacionados con la gestión documental, la seguridad de la información, los documentos electrónicos y digitales, el archivo de la información; incluso la presentación de informes y el envío de correos y respuestas, vinculan la también llamada disrupción o transformación digital. No es menos cierto, que se presentan diferencias entre el nivel de conocimiento y manejo observado en nuestros administradores, y órganos directivos, quienes desde antes de la “pandemia”, usaban la tecnología como ayuda o soporte a su gestión. De valorar en los administradores de la propiedad horizontal este elemento, cargado de variables, y niveles relacionados con el desarrollo o perfeccionamiento de habilidades digitales como parte de las habilidades propias de un gerente y administrador. Para aquellos donde el acceso a nuevas herramientas esta directamente relacionado con el presupuesto o con el acceso y calidad de la información, no deben preocuparse y mucho menos sentirse discriminados o ignorados; el momento histórico permite a través de la globalización de la sociedad del conocimiento acceder a gran cantidad de información educativa, pedagógica y punta de lanza en términos de como usar esta tecnología y como permanecer actualizados en nuestra gestión aplicando la innovación.

Si revisamos nuestra agenda de actividades diarias, el manejo de la información contable, la toma de decisiones , los aspectos contractuales y los ligados directamente a la seguridad material o física ; nos encontramos con el uso, adecuación o aplicación de diferentes tecnologías y entendida así no es algo nuevo.

Es un interesante tema para ampliar y que no solo es de actualidad en pleno siglo XXI, donde su principal característica ha sido el avance de la digitalización y el control de la información de la aldea global; sin desconocer o ignorar que todos estos avances ya se habían iniciado en el siglo pasado a principios de la década de los sesenta y que seguramente, nos traerá una quinta revolución industrial cargada de avances, de innovaciones tecnológicas y sin dudarlo, cambios en las formas de hacer las cosas y donde el elemento humano será vital para la integración.

Este artículo fue escrito por: Estanislao Rozo