Hace unos años la digitalización en la administración de la propiedad horizontal no era una tarea indispensable para llevar el control de una copropiedad. Sin embargo, la evolución de las comunicaciones, el procesamiento de datos y la automatización de procesos son factores que han provocado un cambio significativo en cómo se gestiona una propiedad horizontal.

Los procesos contables, administrativos, PQR’s, asamblea, reservación de zonas comunes y votaciones ahora se realizan a través de herramientas digitales, ahorrando tiempo al administrador en las tareas repetitivas y aumentando la satisfacción de los residentes.

Además de automatizar y reducir el trabajo cotidiano, hoy la tecnología es simplemente  necesaria. ¿Por qué?

Estamos en una época de incertidumbre y cambio, todo lo que considerábamos “normal” dejó de serlo. Más del 50% de la población mundial (4.000 millones de personas) se encuentra en confinamiento para evitar la propagación del COVID-19 de acuerdo al New York Times.

No quería darle protagonismo al COVID-19 en este artículo, pero es imposible no darse cuenta que desde este acontecimiento estamos enfrentando un cambio acelerado en la transformación digital de empresas e individuos, incluyendo a la población mayor, quienes por mucho tiempo fueron reacios a la tecnología.

Las personas, trabajos y empresas que van a salir fortalecidas de esta crisis son aquellas que logren avanzar, crear y seguir innovando al comprender que la tecnología es y será  indispensable para ellos y sus clientes.

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender” — Alvin Toffler

Es evidente que esta situación ya está cambiando la forma de administrar las propiedades horizontales y más allá de verlo como algo negativo, tenemos que sacar provecho de la situación y empezar a adoptar las nuevas tecnologías para que nuestra labor administrativa sea competitiva y logremos gestionar de manera óptima la propiedad horizontal.

Hoy la tecnología nos ofrece muchos beneficios y herramientas para continuar administrando y llevando el control de forma remota. Entre estas herramientas se encuentran las siguientes:

Comunicación virtual (Chats, conferencias, videos).

Atención de PQR’s en línea (Solicitudes y respuestas en una plataforma en línea).

Votación en línea (Votaciones y encuestas desde el celular).

Asambleas virtuales.

Reportes contables (Proyecciones, gráficas por dia, mes, año desde cualquier dispositivo) Pagos en línea y automáticos (Pagos de la cuota de administración en línea).

Almacenamiento de toda la información en la nube.

Lo único necesario para aprender y avanzar en la digitalización y automatización de tu copropiedad es el compromiso e interés de todos los que hacen parte de ella, empezando por el administrador, quien debe promover la importancia de que todos participen y hagan uso de las herramientas que les brinda la administración.

Aprovechemos este tiempo de confinamiento para aprender y conocer nuevas herramientas tecnológicas para la administración de la propiedad horizontal.

¿Estás preparado para este cambio? Déjame saber en los comentarios.