La administración de la propiedad horizontal ha dado un saldo asombroso a una nueva etapa; esto se ve reflejado en nuevos decretos, reformas en la ley 675 y servicios tecnológicos que conectan a los miembros de la copropiedad.

El tiempo en el cual los residentes iban hasta la oficina del administrador para entregar el recibo de pago de la administración o para reservar el salón social ha cambiado. Si bien, la situación actual que hoy obliga a la población mundial a evitar el contacto físico ha sido un acelerador para que muchos procesos al interior de la propiedad horizontal evolucionen a una administración digitalizada, más virtual que presencial.

La transición hacia plataformas para la administración y comunicación virtual ya era un inminente cambio que se veía venir. Sin embargo, el uso de esta tecnología dependía en gran parte de quien deseara optar por ellas y quien no.

Ahora que los miembros de las copropiedades conocen los beneficios de pagar la administración desde el celular, participar de la asamblea de forma virtual, reservar las zonas sociales sin tener que utilizar el citofono surge una pregunta ¿Qué otros cambios vienen para la PH en este 2021?

A continuación conocerás algunas tendencias que estarán presentes en la administración de las copropiedades durante este año.

  1. Las decisiones se basarán en los datos obtenidos en los programas administrativos.
  2. Las reuniones de consejo y las asambleas serán virtuales
  3. El pago virtual de la cuota administrativa será mayor a la consignación bancaria
  4. La reservación de las zonas comunes se hará desde el celular
  5. La correspondencia y visitas será autorizada por los residentes sin necesidad de utilizar el citofono
  6. El administrador podrá trabajar desde cualquier parte sin necesidad de permanecer en la copropiedad
  7. Se requerirá personal con habilidades tecnológicas
  8. Los administradores y consejeros desarrollaran habilidades comunicativas enfocadas en mensajes y herramientas virtuales
  9. Las tareas repetitivas y que no requieran análisis serán automatizadas por programas tecnológicos.

Los acontecimientos ocurridos en el último año han obligado a la propiedad horizontal a cambiar muchos de sus procesos y también la forma en cómo se toman decisiones.

Este tipo de cambios que son repentinos al principio generan incertidumbre, pero al final traen consigo mejoras y nuevas alternativas para realizar las labores y mejorar la comunicación.

Estas nuevas alternativas se reflejan en administradores y consejeros que promueven el uso de la tecnología para la toma de decisiones, para comunicarse y promover el cuidado de los residentes. Cuyos cambios no sólo serán una tendencia sino un cambio permanente a la hora de administrar la propiedad horizontal, ya que además de cuidar a las personas, estas alternativas facilitan la vida diaria de todas las personas que hacen parte de una copropiedad.