A lo largo de la historia mundial, existen registros de los levantamientos sociales, los cuales, desafortunadamente con la intrusión violenta, provoca caos y dolor para las comunidades.

Nuestras copropiedades no exentas de ello; deben hacer ahora un frente común para organizar dentro del sector, programas especiales que puedan mitigar o tratar estos enormes riesgos, para poder evitar desmanes como los ya registrados desde el año 2019 y cumplir el cometido legal de la Ley 675, cuyo artículo primero reza así:

"Artículo 1. Objeto. La presente ley regula la forma especial de dominio, denominado propiedad horizontal, en la que concurren derechos de propiedad exclusiva sobre bienes privados y derechos de copropiedad sobre el terreno y los demás bienes comunes, con el fin de garantizar la seguridad y la convivencia pacífica en los inmuebles sometidos a ella, así como la función social de la propiedad”.

En este orden de ideas, y, teniendo en cuenta que estamos ante un nivel alto de exigencia de tipo legal, es necesario llamar la atención tanto de los Consejos de Administración, como los Administradores para hacerle frente a este flagelo, por el cual se les endilgará responsabilidad ilimitada en todos los campos donde resulten los daños.

Para poder abordar con seriedad este que hacer de la administración de la Propiedad Horizontal, es necesario ponernos en tiempo presente y entender no solo la naturaleza de los bienes y los actos producidos dentro de este régimen, sino lo que este sistema debe aportar a la seguridad de la comunidad. La modernización del Estado está obligando en el marco de los convenios internacionales suscritos por Colombia, a que todas las personas se certifiquen en su labor con el fin de desarrollar profesionalmente cada competencia. Es por esta razón, entre otras, que debemos tener claridad sobre las certificaciones que está ofertando el mercado.

La ocurrencia de los hechos tan lamentables y la enorme vulnerabilidad de las comunidades copropietarias deben tener en cuenta que, el propósito de la norma ISO 31000:2009 es proporcionar principios y directrices para la gestión de riesgos y el proceso implementado en el nivel estratégico y operativo.

En este orden de ideas, y entendiendo que cada una de estas normas es complementaria de las demás, no sobra reiterar la necesidad expresa de estos administradores en formarse y certificarse en cada una de estas y prepararse de manera integral en el saber ser y el saber ser, apropiándose de la normatividad anexa, conexa, completaría y suplementaria del mundo de la Propiedad Horizontal.

Es así como, teniendo en cuenta lo anterior, que si deseas ampliar tus conocimientos en propiedad horizontal. Te invitamos a participar activamente en la preparación de las competencias específicas para afrontar todos los Riesgos Antrópicos (producidos por el hombre como: incendios, asonadas, vandalismo, terrorismo, daños en bienes ajenos, etc.) y los Riesgos Naturales (inundaciones, derrumbes, sismos, deslizamientos, evacuaciones, etc.), sin los cuales, será más difícil la reacción acertada, el acompañamiento efectivo a tus administrados y el cuidado de los bienes que le han sido encomendados.

La Eskuela Nacional de la Propiedad Horizontal te ofrece una plataforma donde tienes al alcance un universo de capacitaciones y el océano de posibilidades de mejorar tu eficiencia y eficacia hasta en un 70%.

Conoce más: https://eskuela.com.co/