A medida que transcurre el 2021 la propiedad horizontal continúa enfrentando nuevos retos a la hora de administrar y comunicarse al interior de las copropiedades.

En un mundo pospandemia, donde para vivir y relacionarse de forma segura es necesario vacunarse; y al ser esta una medida que aún no está al alcance de todos, surge un desafío al interior de la PH.

¿Cómo ofrecer seguridad a los residentes y no detener la vida en las copropiedades?

Hoy la propiedad horizontal está viviendo cambios en la mayoría de sus labores; estos cambios son denominados como una tendencia. Es importante conocer el concepto y definición de Tendencia para comprender de mejor forma cómo este término se relaciona con la propiedad horizontal.

“Se conoce como tendencia a una preferencia o una corriente que se decanta hacia un fin o fines específicos y que generalmente suelen dejar su marca durante un periodo de tiempo y en un determinado lugar”.

Fuente: https://conceptodefinicion.de/tendencia/

Con base en el término tendencia, se puede decir que el 2021 será un año donde los administradores y consejeros deberán optar por nuevas alternativas para que la propiedad horizontal pueda ejercer sus labores durante un periodo de tiempo (hasta que todos estemos seguros de no contagiarnos).

Es por esta razón, que a continuación se mencionan algunas de las tendencias que estarán presentes al interior de las copropiedades en el 2021.

  • Se mantendrá la semipresencialidad en las labores y actividades de las copropiedades
  • Las áreas sociales mantendrán los protocolos de bioseguridad y continuaran restringiendo el uso de ellas por unidad o por número determinado de personas
  • Las asambleas de copropietarios se realizarán de forma virtual
  • Aumentarán los pagos virtuales de las obligaciones de las copropiedades
  • Se requerirán más personas que cuenten con habilidades tecnológicas y blandas
  • Se automatizarán las actividades repetitivas por medio de programas y plataformas tecnológicas

Los acontecimientos ocurridos en el último año han obligado a la propiedad horizontal a cambiar muchos de sus procesos y también la forma en cómo se toman decisiones.

Este tipo de cambios que son repentinos al principio generan incertidumbre, pero al final traen consigo mejoras y nuevas alternativas para realizar las labores y mejorar la comunicación.

Estas nuevas alternativas se reflejan en administradores y consejeros que promueven el uso de la tecnología para la toma de decisiones, para comunicarse y promover el cuidado de los residentes. Cuyos cambios no sólo serán una tendencia sino un cambio permanente a la hora de administrar la propiedad horizontal, ya que además de cuidar a las personas, estas alternativas facilitan la vida diaria de todas las personas que hacen parte de una copropiedad.

Por tal motivo, es importante continuar aprendiendo e implementando el uso de herramientas digitales, desarrollando las habilidades blandas y contar con líderes visionarios que puedan anticiparse al futuro.