La propiedad horizontal es una institución jurídica que hace alusión al conjunto de normas que regulan la división y organización de diversos inmuebles, como resultado de la segregación de un edificio o de un terreno común.

En el artículo 51 del capítulo XI de la ley 675 de 2001, establece que el administrador de propiedad horizontal tiene facultades de ejecución, conservación, representación y recaudo de dineros.

La ley establece que el representante legal debe administrar con diligencia y cuidado los bienes de dominio de la persona jurídica, la responsabilidad de los administradores de propiedad horizontal, es cuidar y vigilar los bienes comunes y ejecutar los actos de administración, conservación y disposición de los mismos de conformidad con las facultades y restricciones fijadas en el reglamento.

Considerando que las buenas prácticas son un conjunto de principios, medidas, actuaciones y experiencias que garantiza el buen uso de los recursos los cuales se reflejan en la mejora las organizaciones.

Bajo estos parámetros y como profesionales en Propiedad Horizontal, debemos tener como código de ética los siguientes puntos a considerar:

Profesionales en nuestro trabajo.
Diligentes en nuestra labor diaria.
Respetuosos y cumplidores de la normatividad vigente (Ley 675, reglamento interno de la copropiedad y las decisiones de asamblea).
Respetuosos con los proveedores (Pago a tiempo, trato Cortés), respetuosos con los residentes y copropietarios, respetuosos con los equipos que nos colaboran en las copropiedades. (aseo y de seguridad).

Como profesionales en Propiedad Horizontal debemos recordar siempre que somos ejemplo y líderes de una comunidad.

Representamos a una copropiedad y somos las personas a las que se observan las tareas, actitudes, actividades y aptitudes.  

El administrador de propiedad horizontal debe estar dispuesto a trabajar por el crecimiento de una comunidad, comprendiendo que de su gestión dependen el desarrollo de la misma, que sus responsabilidades son extensas, que debe capacitarse y estar atento a cualquier posibilidad de mejora.

Además es un gerente de recursos limitados, estratega para obtener buenos resultados y poder agregar valor a una comunidad que lo eligió como líder de un proyecto que se llama copropiedad.


Este artículo es parte de nuestra serie de publicaciones de invitados. En esta ocasión es un aporte de Eduardo Palacio, consultor en inmobiliarias y propiedad horizontal https://eduardopalacioyanguas.business.site/