El cargo como Presidente de las asambleas, sus funciones y responsabilidades son esenciales para llevar una buena gestión y coordinación al interior de las copropiedades. Si bien, sus obligaciones no están definidas con precisión y detalle en la Ley 675, ya que solo se mencionan de manera breve en el artículo 47. No cabe duda que su importancia e influencia es indispensable para una buena gestión durante las asambleas.

Cabe resaltar que la persona que ocupa el rol como Presidente de la asamblea debe reunir algunos rasgos y competencias necesarias para poder desempeñar esta responsabilidad con resultados garantizados en materia de orden, organización, moderación, control y especialmente en materia de convivencia, cultura ciudadana y buenas prácticas en conducta y comportamiento.

Por tal motivo, a continuación te compartimos 7 puntos clave sobre el cargo como Presidente de las asambleas:

  1. Es fundamental que el Presidente de las asambleas cuente con un rasgo principal que lo identifique como un gestor social y como un agente de cambio, que le permita tener dominio y control de todas las situaciones de la reunión, de tal forma que promueva un buen ambiente durante el evento. Asegurando su intervención para moderar y estabilizar cualquier diferencia, altercado o situación que altere el correcto desarrollo de la reunión.
  2. Es esencial que el Presidente cuente con un conocimiento claro y preciso del formato y las herramientas virtuales (asamblea virtual, plataformas tecnológicas, otros)  que se utilicen para el desarrollo de estas reuniones. Especialmente, conocer con un buen grado de profundidad los diferentes temas que serán tratados y los objetivos puntuales que se persiguen con cada uno de ellos.
  3. El Presidente de la asamblea debe direccionar los temas de la reunión. Evitando que los intervinientes se desvíen en otros temas. Manteniendo así el control y el manejo, para propiciar un ambiente de confianza y claridad en la conducción de la reunión.
  4. El Presidente debe estar atento, dispuesto y concentrado para garantizar que se realice un evento con eficiencia, eficacia y efectividad y se transmita un mensaje de planeación y organización, que se pueda replicar por quienes eventualmente puedan actuar en futuras reuniones de asamblea y apliquen la experiencia y la práctica de su antecesor.
  5. Es importante que el Presidente de la asamblea conozca y disponga de un ejemplar impreso o digital del RPH y demás documentos normativos, reglamentarios y   procedimentales que disponga la propiedad, para fomentar su conocimiento y aplicar su contenido, además de tenerlos a mano para hacer consultas y resolver inquietudes que se presenten durante la reunión y superar los debates y discusiones que no aporten para el desarrollo de la asamblea.
  6. El cargo como Presidente de la asamblea puede ser ocupado por  personas que no tengan calidad y condición como (socio, accionista, propietario).

Sobre el particular, la Supersociedades anota: “Como puede observarse, el presidente y el secretario más bien son testigos de lo ocurrido en el seno de las reuniones, y por tanto, al no existir prohibición legal que limite su designación (salvo pacto en contrario en los estatutos   -   RPH)   pueden desempeñarse en tales calidades cualesquiera de las   personas que libremente determine en cada reunión el órgano social.”(Oficio 220- 91109 de 30 de octubre de 1999)

7.   En lo posible debe elaborarse una guía o instructivo para la realización de asambleas, que contenga las funciones y consideraciones generales, que debe tener en cuenta quien actúe como presidente de este evento.

Este artículo hace parte de la columna de aportes de invitados, en esta ocasión fu escrito por Cesar Augusto Mogollón.

¿Qué otros puntos consideras importantes para este cargo?